Con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de salud de los sectores de menores recursos en los Valles del Tuy, la Fundación Centro Médico Paso Real creó el programa de Clínicas Populares, luego de hacer un diagnóstico de la oferta y la demanda de los centros de salud en la zona y como parte de su programa de responsabilidad social empresarial.

La información la suministró Alberto Rasquin, presidente del Centro Médico Paso Real y de la fundación del mismo nombre, acompañado de las comunicadoras sociales Valentina Quintero y Verónica Rasquin, quienes han sido nombradas embajadoras de este proyecto de responsabilidad social que desarrolla el centro asistencial, ubicado en Charallave, Estado Miranda.

Afirmó Rasquin, que este programa es posible, gracias a un fondo social creado por todos los empleados y médicos del Centro Médico Paso Real, quienes, de manera voluntaria aportan el 1 por ciento de sus ingresos. "Esto hizo posible que se adquiriera una casa en la urbanización Popular Paso Real 2000, con el apoyo de las juntas comunales de esa comunidad, la cual fue remodelada para convertirla en un Centro de Salud Ambulatorio, con cinco consultorios para Odontología, Pediatría, Obstetricia y Cirugía, en el cual se realizan consultas de lunes a viernes y se atienden casi dos mil pacientes al mes, desde octubre de 2008.

"Es una clínica popular, -indicó Rasquin, porque el costo de las consultas representa sólo 25 por ciento del valor de la misma en nuestra clínica; con lo cual se cubren los gastos de personal y materiales, haciéndola sustentable, de participación colectiva: empresa, trabajadores y comunidad.

Por su parte, Valentina Quintero expresó que las clínicas populares dan respuesta a la falta de servicios en las comunidades con pobreza crítica y destacó que este modelo puede ser reproducido por otras clínicas en cada rincón de Venezuela; además, llamó la atención de que la falta de atención oportuna y adecuada en salud se paga con vidas humanas y por ello, se incorporó a este proyecto tan valioso que busca mejorar la salud de toda esa gente de escasos recursos y defiende la vida de las personas.

Por su parte, Verónica Rasquin afirmó que el proyecto de Clínicas Populares de la Fundación Centro Médico Paso Real resalta el valor de los médicos venezolanos, dado que los profesionales que laboran en este centro atienden consultas cobrando una suma simbólica para que las personas puedan tener acceso a ellas y sientan que no están recibiendo dádivas ni una atención pobre; sino por el contrario, que refuerza en ellos el valor y la responsabilidad individual por su salud.

Con el propósito de ampliar su alcance, los voceros del Programa de Clínicas Populares están solicitando aportes del sector empresarial, de organizaciones no gubernamentales nacionales y foráneas, a fin de convertirlo en un proyecto sostenible y que, en un futuro, dejen de ser ambulatorios para convertirlos en hospitales al servicio público, de gestión privada.

Anunciaron que también pretenden a futuro concretar de convenios con universidades, a fin de que los egresados de los postgrados médicos dediquen parte de su tiempo a estas clínicas, como especialistas bajo la modalidad de tutoría de postgrado, sirviendo, al mismo tiempo, como una práctica de responsabilidad social y estabilidad económica para los nuevos especialistas, evitando así, la pérdida del recurso médico venezolano por fuga al exterior.

Sol Comunicaciones.

Anuns

Sitio certificado por
Anuns
1 room flats
lavoro firenze